1 de enero de 2019

Autores de Labrapalabra: Un texto de Alexandra Botto

 Pirañas de agua dulce


A María Elena Rodríguez 

 

Todo era agua oscura, enrojecida, con el sonido del pez sonando sobre la piedra.
Allá una palabra, una sinrazón haciendo eco en el maleficio oculto de lanzas, bocas que no conocieron otro camino que las cloacas de los rumores cantando en los oídos. Un bufón de carcajada salvaje se burla de ti, de mí, nos coloca al ras del precipicio que inundamos con la lluvia de los años, sabe que en el fondo somos peces atrapados en sus aguas salobres. 
Ese olor no me engaña, oculta la podredumbre del charlatán escondido en sus ojos. 
Queda poco de las hormigas que amábamos, las pequeñas guerreras sobreviviendo entre trincheras y desventuras, de aquellas mujeres deshuesando la realidad y obsesionadas por sus memorias. 
Te fue llevando la marejada del río, la euforia triste de quien lanza una moneda al aire.
Es inútil resistirse a la vida, es inútil mediar entre las guerras de gatos en las azoteas. 
Es por demás intentar entender a Margaritos y María Elenas en su intercambio de dardos y flechas que sólo aumentan el número de muertos y la ponzoña.
Al menos, aunque lucro con mis recuerdos, aquí tendrás tu nombre a salvo del desastre de las culpas.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario