28 de octubre de 2018

Volver: un imposible.

Pretender volver al lugar en que —se cree— uno fue feliz es un error. Volver es un imposible: tal lugar no existe sino sólo en la mente, en el inventado ámbito sentimental de la añoranza. La "sensación de retorno —dice Baroja— es triste. La canción de la infancia que se oye de viejo es melancólica". Lastimoso es, por eso, quien quiere volver al recuerdo del pasado, su invención, el aparentemente inofensivo engaño de la memoria que reniega del presente en que se vive inexorablemente.

1 comentario: