5 de agosto de 2018

Ocio digno







El ocio, cuando es virtud del cuerdo, genera no pocas curiosidades y grandezas, no necesariamente sólo vicios y maldades, como prevenían las no siempre sabias abuelas de antaño, tan hacendosas y mal pensadas.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario