2 de agosto de 2018

Don Baruj y el hombre lobo

“No por nada los clásicos hablaban de cómo el hombre es lobo del hombre: bien se conocían a sí mismos, filósofos que eran, lúcidos observadores de la realidad”, pensó don Baruj y lo puso por escrito en su libreta de bolsillo.

Porque escribir, tomar nota—lo ha dicho él mismo más de alguna vez—, disminuye las confusiones del olvido.

--Sólo que incluso lo escrito—nos ha dicho—cambia de sentido con el pasar del tiempo. Se lo le desde otro instante.



Lo vemos un rato después, a solas en su rincón junto a la ventana, volver las páginas de su libreta releyendo lo que probablemente no recuerda haber escrito hace unos días.

1 comentario: