20 de julio de 2018

Callar: contrasentido

Casi a diario, en momentos inesperados, siente uno que sería mejor callar: no hablar, no escribir, no usar para nada las palabras.

Tiene el silencio un peso apenas soportable. Y si es el silencio de una boca muda, de un papel en blanco, mayor es su peso de cristal traslúcido con cortes de diamante.

Contradictoriamente, digo que no quisiera decir: hablo para decir que callo.

Contrasentido del pedir silencio a gritos en medio del griterío.

Una forma de silencio

No hay comentarios.:

Publicar un comentario