21 de marzo de 2017

15 Poemas de Rebecca Bowman

09:36 By Santiago Daydi-Tolson

vuelvo a mis haigas 
mis vides 
mis ansinas
como al sabor 
de la tortilla
y al calor 
del café

***
la copa que anoche
llevaba vino
sigue sin lavar
perfuma el aire
e invita 
a continuar la fiesta

***
Bonito nombre tienes, silva mía Pareces de bosque congelado
De nieve y de hielo, de altos pinos
Del trino de un pájaro solitario
Y entre los troncos grises
La mirada de un venado
Camino por la algaba
Que a mí me dio tu nombre
Con mis pasos cruje la escarcha
El llanto sorprende mis ojos
El pasmo de la belleza encontrada
Por el frío esplendor el asombro

***
Gris el horizonte
Gris el cerro
Grises los árboles 
Y pardo el suelo
La tierra húmeda y fría
De un día invernal
El sol ausente 
Un hueco visceral
Los pájaros plomizos
Entonan grises melodías
El aire 
Un velo gris
Indiferente, sombrío
Esperanza, no te vayas
Acuérdame, sé certera
Que ésta 
Es estación
Y por tanto pasajera
Que en su momento cederá a
Brotes nuevos
Y que el tiempo borrará mi 
Grisáceo tormento

***
Con fama de cascarrabias
Te quejas y refunfuñas
Berrinches, insultos, burlas
De ésos tus días saturas
Aguerrido contra el hombre
Por sus actos muestras repudio
Con conducta agresiva
Te armas contra el mundo
Mas a mí no me engañas
Aunque no quieras te descubro
Sé porque agredes tanto:
Bajo esa armadura
Iracunda de cinismo
Tienes corazón de azúcar
Dulce, tierno, quebradizo
Con un roce se destruye
  
***
¿En dónde yacerán mis huesos?
¿En qué tierra hallarán lugar?
¿En el suelo tropical de mi infancia,
En el barro de San Cristóbal?
¿Entre las piedras de un camino, 
O en las frías olas del mar?
Vagabundo no fui y sin embargo
Me ha tocado siempre errar.
Quisiera sentir tu abrazo
Y así poder descansar.
Antes se moría de nostalgia
Pero ahora es sólo penar
Y preguntarme de nuevo lo mismo:
¿Acaso tengo hogar? 

***
Soy de piedra
Soy de cal
Soy un pájaro seco
Que ya no canta
Dame, poesía,
Vida
Para que salga
Un trino más.

 ***
Entonces también
Huían las familias
Juntaban sus cosas
Las subían a carretas
Y cruzaban una frontera
Poco definida
Las hijas indefensas
Los hijos apenados
Los padres de familia
Serios, vigilantes
Las carretas cargadas de
Polisones, botas, ganchos de tejer,
Retratos de familia, cofres repletos
Y entonces
A buscar una casa
O llegar con los primos
Y esperar
Que se fueran los bárbaros
Una nación en exilio
Jamás sospechaban
Que no pudieran regresar

 ***
Conjunto tejano

En el aire espeso
De una noche de verano
El olor a estiércol, a azahar,
Los suaves mugidos de vacas,
Comienza el baile.
El tambor, el bajo sexto
Pulsan el aire
Sobre ellos
El gemido del acordeón.
Se agrupan las muchachas
En sus faldas coloridas,
Las luces colgadas sobre la pista,
Las parejas furtivas en la sombra.
Tu madre platica con las tías.
Empieza el Flaco a cantar.
El pulso de un requinto
Rebota en la sangre.
Una pareja gira
Cerca de tí.
Chayo está con la amiga,
Su pelo recogido,
Su nuca húmeda
Y dulce.
En tu camisa recién planchada
Rondas las esquinas,
Das un paso, dudas. 
Otro sorbo de cerveza
Pa’ agarrar valor,
Pero no te lo da.

 ***
¿A qué me sabe el vino
Si no lo tienen otros?
¿A qué me sabe el pan
Si a otros les falta?
Si otros tienen frío

¿Cuál mi regocijo?

Y si otros tienen miedo

¿Dónde está mi paz?

***
Verano

De mangos y hamacas
De chubascos limpios
Y lamentos de paloma
Tu boca mohina

Piloncillo en la lengua

Una gota de sudor

Recorre tu brazo

Te toco sin querer

Se reparte el sueño

Y en un atardecer

Se detiene el tiempo

***
Confesión

Lo que quise no fuiste tú
sino el llanto en tus huesos
la risa en tus dedos
y el gozo en tu ser.

***
Esta semilla dentro de mí
Que crece desde mi espalda
Que toca mi columna
Y la electrifica
Esta ansia de bocas, de piel, de carne

Remontando al vacío

La despiertas tú
Con tu mirada

Con tu caricia

Con tu ser

***


Ekfrasis

Mundo monocromo
De silencios y resguardos,
Alquimia natural
Del artificio,
Las aves e instrumentos,
Mariposas y alambiques,
Los astros en un embudo.
Remedios,
En tu nombre
Está la clave
De tu búsqueda,
Encontrar en las tinieblas
El centro del asombro,
La luz oscura
Del ser

***
canción de cuna

duérmete mi viejo
tú del cuerpo magro
fatigado de años
de desilusión
te daré mi vigilia
mis manos laboriosas
el consuelo que pueda
y mi lisa voz
recuerdo tus brazos
tu regazo certero
con esos me quedo
y bien estoy
cierra los ojos
deja la lucha
quédate tranquilo
estamos bien los dos

=========
Miércoles 22 de marzo, 2017








0 comments:

Publicar un comentario