24 de febrero de 2016

Poesía: "Ocho poemas". Ramiro Rodríguez

08:49 By Santiago Daydi-Tolson

Estos poemas pertenecen al libro Defragmentación poética. 
Defragmentación poética, colección de cuarenta y nueve poemas, es una especulación lírica sobre el proceso de creación poética, una mirada a la noción del poema, la función de la palabra, la devoción por la imagen. Se le otorgó mención honorífica en el Concurso Estatal de Poesía 2006 en Tamaulipas.



Reinauguración
                                              Vine a reconocerme aquí:
                                              en los altos ramajes del poema,
                                              en las letras dispersas sobre páginas blancas,
                                              en las raíces del álamo a la ribera del verso.

                                             Aquí reencontré mi propio origen,
                                             en las cadenas sudorosas de la euritmia,
                                             en los espejos profundos de figuras libertarias,
                                             en los rayos luminosos de metáforas alucinantes.

                                            Aquí, vine a reinaugurarme aquí.

https://www.createspace.com/3870217

Indiferencia
                                              El pueblo le arroja piedras al hombre:
                                              es el poeta lapidado.
                                              Transgredió
                                              el límite de las palabras, según la crítica
                                              con insuficiencia cardíaca, y ahora expía
                                              su irreverencia con el estigma del vituperio,
                                              aherrojado en la cruz de la maledicencia.

                                              Pero él no suda ni se acongoja.

 Sin palabras
                                      Muros indestructibles en el centro de la ciudad,
                                      puertas y ventanas con postigos cansados,
                                      golondrinas colgando nidos en las cornisas
                                      bajo mediodías sin memoria.

                                      El tiempo se disipa como suspiro
                                      en un abrir y cerrar de manos.

                                      Las paredes envejecen
                                      y nuevas generaciones de poetas hienden callejas.
                                      El silencio impera,
                                      surge la voz sin palabras para tocar el viento.

Nocturno
A León Felipe

                                        Lápida de hojas y vientos otoñales
                                        es mi corazón.

                                        Insomnio prolongado por interminables horas
                                        en mil novecientos sesenta y ocho.

                                        Contrito corazón de melancólica distancia
                                        no para de disipar arcaicas lágrimas.

                                        Mausoleo de inadvertidos siglos
                                        esconden la libertad irrepetible de los pájaros.

                                        El poeta de la blasfemia ha muerto.

Sospecha
                                   Si el mar supiera el significado del mes de octubre,
                                   saldrían sus aguas para expulsar la sal
                                   y buscar el poema tierra adentro.

Abandono
                                                       Soy el constructor del verso:
                                                       No echo de menos al hombre
                                                       que dejé a merced del viento
                                                       tatuado en las frondas del roble.
 
 

La celda
                                   No pretendas quemar mis manos con tu fuego.
                                   Mejor lanza la advertencia contundente del destierro,
                                   el aliento que mengüe la voluntad de forjar verdores.
                                   Cuando el fuego se libera, se encadenan las pasiones.
                                   El poeta se desprende de los brazos del viento
                                   y se interna en las mazmorras que vigilan los lectores.

Reflejo animal
                               Cuando la injuria llega hasta la ribera del río
                               y se expone la barca a sucumbir en el naufragio,
                               cuando los cielos ceden a engendrar tormentas
                               y no se encuentra a nadie que redima del fuego,
                               cuando los vientos desatan tempestades
                               y el aire no es suficiente para llenar pulmones,
                               el poeta deja a un lado títulos académicos,
                               arroja al horizonte los estatutos de conducta
                               que poetiza la sociedad.

                               Sólo queda el animal que habita en los huesos,
                               bestia que al verse sitiada responde a la menor afrenta.


 Puede ordenar el libro aquí
==============================
Miércoles 24 de febrero, 2016




1 comments:

  1. Estimado Santiago:
    Gracias por incluir las letras de los amigos.
    Abrazo.
    R.

    ResponderEliminar