1 de junio de 2015

Diente de León: Maleza indeseable

13:46 By Santiago Daydi-Tolson

Para muchos el diente de león no es más que una maleza impertinente que afea el prado.

Por eso hay que acabar con ella. No dejarla prosperar: envenenarla, arrancarla de cuajo de la tierra para que no pueda echar sus hojas ni sus flores amarillas y mucho menos levantar esa cabeza de melena albina que al viento esparce la semilla alada propagando lo indeseado y condenable.

Nada de soplar la inflorescencia—absurdo juego de niños soñadores—para ver cómo a los vilanos se los lleva el aire. Nada de sembrar a todos los vientos, como propone el emblema de una editorial de larga historia.

Maleza es para muchos la palabra escrita que florece libremente y amenaza invadir los prados cuidadosamente mantenidos en su estéril perfección de artificio.

Floresca el diente de león en la pradera abierta y sobretodo en los jardines falsos cultivados para el engaño.

---------------------------
Lunes 1 de junio, 2015

0 comments:

Publicar un comentario