6 de mayo de 2015

Cuatro poemas, María Gloria Rodríguez

13:47 By Santiago Daydi-Tolson

RESURECCIÓN

Resurges de los escombros de la noche,
alma de vagabundo con olor a júbilo.
Llueves en arenas dormidas.
Tempestivamente invades,
inundas,
abrazas con alas invisibles.
Es complejo deletrear tu nombre
mimetizado en colores de la aurora.
Resurges de los escombros
y te sitúas
en tangentes del tiempo.

UNIFICACIÓN

La noción del tiempo
no persiste en la semilla
que brotó entre el guijarro,
ni en las constelaciones,
ni en la ciudad dormida;
resurge de tus labios,
de complejidad de letras
de emociones simétricas,
de escombros de sueños.
Permanece en tardes,
en soles
en inviernos.
en el aroma tuyo.
Tú, la noción del tiempo
persistes en mi orilla.

COLOQUIO

Comuniquémonos con labios, a media luz de corneas,
con células expuestas al cosmos de los sueños,
libertemos lenguas de antepasados en cuerpo de astros,
vayamos por laberintos de rostros reencarnados en la noche.
Tú y yo sin palabras, sin tiempo en relojes de asbesto,
sin manecillas escapando de luces en nuestros labios,
sin brevedad de auroras boreales,
sólo luciérnagas escapando de lunas blancas.
Ahoguemos las palabras,
sólo el latir de soledades en suavidad de labios,
en humedad de silencios,
en palpitación de huellas dactilares
que se aferran a la eternidad  de nuestro interior.
Hablemos sin palabras, sólo con humedad de labios.

VERDES CLAROS

Fuimos lo que nunca supimos. Una tarde despertamos en corrientes de ríos, lejos de claridad de lunas, lejos de los primeros vientos de primavera, de calles que solían ser testigos de canciones de moda en nuestros labios. Despertamos en aguas desconocidas, en vaivén de ritmos sin acordes. No somos los mismos. Somos otros perdidos en los mismos rostros. Buscamos entre mares rostros de aquel tiempo.  Nos perdimos en tardes grises, en pieles cansadas guardando verdes claros de otras tardes. Salimos a buscarnos entre hojas secas de invierno y días grises. Las manos lloran melancolía de arena, soledad de árbol, abandono de palabras. Lloran lamentos de piedras incrustadas en las calzadas de un sueño. Despertamos buscando tras las cenizas del olvido indicios de lo que fuimos. Refrescamos el sueño y continuamos la búsqueda para el reencuentro antes de que la noche caiga.

===========
Jueves 6 de mayo, 2015

2 comments:

  1. Hermosos versos de mi querida amiga Gloria. Fue todo un placer internarme en sus magníficas letras.
    Saludos amigos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias querida Pilar, el placer ha sido mío. Excelente velada.

    ResponderEliminar