18 de junio de 2018

Un aleph pastoril



"Vi una pequeña esfera tornasolada, de casi intolerable fulgor", cuenta el Borges protagonista de la maravillosa historia del aleph que Argentino Daneri encontró en los peldaños de la escalera que llevaba al sótano de su casa en Buenos Aires. Y el Borges, lector curioso, anota al final del cuento lo que se entiende como una explicación antecedente de ese fenómeno increíble de la esfera tornasolada" que lo entine todo. 

La nota es necesariamente larga por exhaustiva:

Hacia 1867 el capitán Burton ejerció en el Brasil el cargo de cónsul británico; en julio de 1942 Pedro Henríquez Ureña descubrió en una biblioteca de Santos un manuscrito suyo que versaba sobre el espejo que atribuye el Oriente a Iskandar Zú al-Karnayn, o Alejandro Bicorne de Macedonia. En su cristal se reflejaba el universo entero. Burton menciona otros artificios congéneres--la séptuple copa de Kai Josrú, el espejo que Tárik
Benzeyad encontró en una torre (1001 Noches, 272), el espejo que Luciano de Samosata pudo examinar en la luna (Historia verdadera, I, 26), la lanza especular que el primer libro del Satyricon de Capella atribuye a Júpiter, el espejo universal de Merlin, "redondo y hueco y semejante a un mundo de vidrio" (The Faerie Queene, III, 2, 19)-, y añade estas curiosas palabras: "Pero los anteriores (además del defecto de no existir) son meros instrumentos de óptica. Los fieles que concurren a la mezquita de Amr, en el Cairo, saben muy bien que el universo está en el interior de una de las columnas de piedra que rodean el patio central... Nadie, claro está, puede verlo, pero quienes acercan el oído a la superficie, declaran percibir, al poco tiempo, su atareado rumor... La mezquita data del siglo VII; las columnas proceden de otros templos de religiones anteislámicas, pues como ha escrito Abenjaldún: En las repúblicas fundadas por nómadas es indispensable el concurso de forasteros para todo lo que sea albañilería".

No cita Burton, porque no supo que existiera o no le pareció de importancia, el pasaje de la obra bucólica de Bernardo de Balbuena, Siglo de Oro en las selvas de Erífile (1608) en que se cuenta de un globo que bien pudiera haber sido otra manifestación del aleph en la Antigüedad clásica:


". . .  esta última vez que á la ciudad fui á vender bien doce mantecosos quesos que de mi cosecha tenia, no muy desviado 



del camino, como por feliz agüero de mi vuelta, me hallé un pequeño globo que de fino oro me certifican ser, de aquel tamaño y grandeza que solemos coger las amarillas ciruelas de los silvestres árboles, pero de mano tan artificiosa obrado, que en él por orden toda la descripción de la tierra perfectamente está esculpida, sin que haya rio tan apartado ó fuente tan poco conocida que allí no ocupe suficiente lugar. Y creo que si este para tanta obra estrechísimo no fuera, no solo las selvas, los bosques y las grandes ciudades, mas toda la diversidad de animales que la naturaleza ha producido se viera en él trasladada; que no á otro fin en algunas partecillas así se ven comenzados á labrar, que quien con cuidado los mirare no dirá que vivos estén, mas que la tierra á medio formar en aquel punto los vaya produciendo de la suerte que á la primera voz de su divino artífice fueron saliendo de sus entrañas".

27 de marzo de 2018

Nave

—“Nel mezzo del cammin”—citó alguien al cristianísimo poeta. 

Se hablaba en la tertulia de lo rápido que pasa el tiempo cuando no se tiene el tiempo para detenerle, en la calma del ocio, su premura.

--Esa visión tradicional de la vida como un camino—comentó don Baruj--, del hombre como un peregrino, no acaba de gustarme.

--Por manida, seguramente—sugirió quien siempre pone en la boca de otros sus propias opiniones.

--Sin duda—le aseguró don Baruj. --Y por lo que ha representado desde hace demasiado tiempo. Prefiero—aunque sufra de mareo, o a lo mejor por eso mismo—la alegoría del barco al garete, a palo seco y timón inútil.  

--Y no se hable de GPS ni nada por el estilo—continuó ante el silencio de los demás.--Se trata en esta imagen marinera de un barco de los tiempos en que se navegaba a merced de los vientos y mareas, a tientas con respecto al meridiano.


Más tarde, cuando el grupo se había reducido a los más íntimos, don Baruj explicó que si hemos de representar la vida humana como un trayecto, es ésta, la imagen de un barco a la deriva en aguas impredecibles, la más adecuada representación de la absurda situación en que nos encontramos cuantos estamos perfectamente conscientes de lo que somos.


11 de marzo de 2018

Un nuevo libro de una autora de Labrapalabra

Recientemente ha aparecido, bajo el sello de ALJA el último libro--de poemas en esta acasión--de Rebeca Bowman, quien ha colaborado anteriormente en Labrapalabra con varios cuentos.

Este nuevo libro presenta la novedad de ofrecer en versión bilingüe una serie de breves poemas inspirados en sugerentes dibujos abstractos de Veronique Hahn.

Como texto poético que dialoga con un conjunto orgánico de imágenes gráficas, Ink Reactions/Reacciones en tinta constituye un rico y complejo objeto estético de estimulante lectura y apreciación. El ojo lector va del texto escrito y sus signos descifrables a las imágenes y su lenguaje plástico también descifrables.

Este ejercicio reproduce el proceso creativo que intenta comunicar con imágenes y palabras las reacciones de la mente poética y pictórica frente a la experiencia vital.



4 de agosto de 2017

Despedida

Diente de león agostado
Las ventoleras veraniegas, con sus energías generadoras, le ha desprendido a la inflorescencia hasta sus últimos vilanos y los ha esparcido en todas direcciones. El aura de plumilla del diente de león no es ahora, cuando ha dado todo de sí, más que un mínimo cráneo pálido, insignificante, feo. Ya no le queda nada más que lanzar a los aires y acabará quebrando el cuello en el desmayo del ajarse sobre la tierra que lo espera.

Y Caracol sin paguro
Ha crecido el cangrejo ermitaño y le queda chica la concha de caracol que ha habitado desde hace un tiempo.
Necesita mudar de casa y sale al mundo, disminuido en su desnudez de crustáceo sin cáscara protectora, a buscar--presuroso y timorato--otro caracol vacío en el que esconderse.
No tiene tiempo ni está de humor para meditaciones.
Queda en el fondo de cuarzo de la poza que las olas llenan y vacían con su golpear incesante el caracol vacío: la casa abandonada.
Diminuto, reproduce en un mundo de miniatura, ese caracol tamaño humano que el poeta se llevó al oído:

En la playa he encontrado un caracol de oro
macizo y recamado de las perlas más finas;
Europa le ha tocado con sus manos divinas
cuando cruzó las ondas sobre el celeste toro.

He llevado a mis labios el caracol sonoro
y he suscitado el eco de las dianas marinas,
le acerqué a mis oídos y las azules minas
me han contado en voz baja su secreto tesoro.

Así la sal me llega de los vientos amargos
que en sus hinchadas velas sintió la nave Argos
cuando amaron los astros el sueño de Jasón;

y oigo un rumor de olas y un incógnito acento
y un profundo oleaje y un misterioso viento...
(El caracol la forma tiene de un corazón.)

=================
Jueves 4 de agosto, 2017

28 de junio de 2017

Bibliotecas virtuales

Imposible no pensar en las babilónicas bibliotecas concebidas por el bibliotecario visionario al encontrar en la red--ese universo entrelazado--los innumerables recovecos de anaqueles digitales que se confunden con lo infinito.

Todo libro parece accesible en la biblioteca infinita... y probablemente lo estén si se los busca como se debe.

Tres bibliotecas, de muchísimas más, están al alcance de quien no le tema al laberinto de las letras digitalizadas.

 Project Gutenberg offers over 54,000 free eBooks: choose among free epub books, free kindle books, download them or read them online. You will find the world's great literature here, especially older works for which copyright has expired. We digitized and diligently proofread them with the help of thousands of volunteers.

La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes permite realizar diferentes tipos de búsquedas sobre su fondo:
  • En su catálogo general: Permite la búsqueda sobre la información catalográfica de las obras pertenecientes al catálogo general de la Biblioteca.
  • En los documentos: Realiza búsquedas en el contenido de las obras de la Biblioteca, exceptuando manuscritos y facsímiles.
  • En su sección de Archivo: Explora la información catalográfica de los fondos de archivo de la Biblioteca.
  • Autoridades: Busca entre los autores de obras incluidas en el fondo de la Biblioteca.
  • Concordancias: Dirigido a estudiantes de literatura e investigadores, permite buscar las apariciones de palabras en contexto, lo que resulta útil a la hora de analizar el uso que un autor hace de ciertos términos dentro de una obra.
 La Biblioteca Digital Mundial pone a disposición en Internet, de manera gratuita y en formato multilingüe, importantes materiales fundamentales de culturas de todo el mundo.

Los objetivos de la Biblioteca Digital Mundial son:
  • Promover el entendimiento internacional e intercultural;
  • Ampliar la cantidad y la variedad de contenidos culturales en Internet;
  • Facilitar recursos a los educadores, estudiosos y el público en general;
  • Permitir a las instituciones asociadas reducir la distancia digital dentro de y entre los países.
===============
 Miércoles 28 de junio, 2017

21 de junio de 2017

Poema de Alejandro Rosales Lugo

Alejandro Rosales Lugo: "Memoria del agua"

Las olas  que van y vienen

1

Bambolar de agua azul el mar es ceja
de un mundo que se orilla en laderas de sol
y chorrea las pestañas de los ojos del cielo
que bajan con la luna llena.

2

Mientras la mesa extiende su mantel de olas
el café oculta en la taza los secretos de su aroma.
Parece farola de las barcas en la tarde de palmeras
y de voces que brincan en las calles.
El café juega con las bocas la interminable espera de las horas
con un viento que llega al puerto y que se aleja.

3

Corren las letras vocales de la A a la U
gritando en consonantes,
sacudiendo al silencio de una tarde convertida en sopa
con las letras que ha traído el viento
de los buques y los cantos de sirenas.

4

El poema es una escalera de palabras
con sus escaños de hojas volando por las horas
a golpes de marimba de Tampico.
Son un velero que encalla en la tarde
con olores de café en las narices
y en las bocas húmedas de novias
que, de blanco, se han vuelto velas en la plaza.

Alejandro Rosales Lugo. "El cielo por la tarde"
5

Seduce al tiempo la sonrisa que se enreda
al pelo del viento que cuelga de la iglesia
y que se escurre del cuello de las tasas
de un Café frío y caliente en las esquinas.

6

Es el café en la boca la gorra marinera
que ha traído azul de las alturas,
bruñido de plumas de gaviotas.
Como en una pecera sobre rocas
la ciudad es azul en sus vaivenes.
Como las gorras en el adiós del viaje,
La boca en los ojos marinera
de un ciego que ha tocado aurora
en el collar de estrellas de la noche.
Consonantes y vocales que forman nombres
de ciudades perdidas en el mar
y arrimadas por las olas al puerto
en un faro adormido por la luna.


Del libro Libreta de apuntes, o Amoroso mar.

==============
Miércoles 21 de junio, 2017