17 de septiembre de 2018

Objetos obsoletos

Hay algo honorablemente triste, de anciano inepto, en el objeto inútil y abandonado--o vuelto cachivache de colección--por obsoleto: de uso ya innecesario.

La historia del progreso ha sido un inventar, utilizar y abandonar, al cabo de un tiempo, objetos, utensilios, herramientas, máquinas y aparatos.


Poco han importado en el proceso las manos que los hicieron posibles y efectivos.

El polvo de la historia se acumula en museos, basurales y cementerios.

El presente bulle ensoberbecido de lo nuevo.

16 de septiembre de 2018

Páginas de agua y arena

Vademécum, libro de horas, vanos intentos de apresar lo que transcurre y se olvida. Diario, dietario, bitácora, blog, memorias: todos productos de la ansiedad del tiempo y las arenas que éste esparce y desordena.

Son las dunas el paisaje más decididamente terrestre. Las dunas y altamar, de oleajes—agua y arena--que se borran a sí mismos. Obra del viento, el pasajero, el resoplido de la deidad impaciente.



No hay raíz que se aferre al perpetuo movimiento, ni brizna de hierba que perdure. Lo confirma la belleza fugaz de la rosa simbólica.


Imagen de Rebecca Bowman

15 de septiembre de 2018

Don Baruj habla de sí mismo

Rara es la vez que don Baruj habla de sí mismo.

--Para eso están las plumas, las libretas y la orilla del mar--ha dicho--. Para hablar a solas.

Por más que hemos tratado de que nos hable de él, curiosos como estamos por saber algo de su vida personal, es rara la vez que lo hace.

De hacerlo, es como al pasar dice un par de palabras, como si hablara de otra persona.

Supimos, en una de esas ocaciones, que había vivido en Nueva York--la ciudad--algunos años y que había tenido por hábito caminarla--Manhattan--, como quien recorre, atento a cuanto va mirando, un laberinto encantado.

Otra vez recordó cómo había aprendido a leer francés de niño sentado en la falda de la anciana institutriz de su madre.

Y más de alguna vez se ha referido--siempre en la sordina del susurro--a la belleza del atardecer  frente al mar, la montaña al este iluminada. Había crecido--supimos--jugando en una playa de arena negra y entendía--entiende--lo que el mar murmura y brama.

--Callar--ha dicho--es una disciplina imprescindible. Toda luz se origina del silencio.



13 de septiembre de 2018

Araña, práctico objeto decorativo

Tienen los insectos abundante representación en joyería, orfebrería y objetos decorativos. Habla esta profusión de la fascinación que los insectos producen con su peculiar rareza.

Entre tanto objeto práctico con pruritos de estética decorativa ha de anotarse esta araña en peltre que tanto puede servir de cenicero como de pocillo para nueces, aceitunas o lo que el usuario crea conveniente servir en ella.


                                         La imagino pletórica de caviar o escamoles



9 de septiembre de 2018

La ubicua inteligencia artificial

Me temo que, como se van dando las cosas, lo más probable es que dentro de poco todas las comunicaciones en los medios electrónicos sean producto exclusivo de un programa de inteligencia artificial hábilmente programado para instaurar definitivamente la utopía del engaño.

La juventud y don Baruj

Entraron al café, a la salida del colegio, un grupo de muchachos y muchachas que ruidosamente se sentaron a beber, apretados alrededor de una sola mesa, sus primeras tazas de fantasía adulta.

Don Baruj--de quien los entusiastas no se dieron ni cuenta de que allí estaba--los contempló un buen rato desde su rincón, haciéndose el miope.

Al acercármele para servirle su segunda taza de té--que no necesita pedirla--se inclinó sobre su libreta y, abriendo apresuradamente la pluma. se puso a tomar una nota.

En esta ocasión debió haber escrito aquello de que "no hay nada más hermoso que la juventud adolescente y su perplejo inaugurarse en ese cuerpo y espíritu que hasta apenas ayer no podían imaginarse tan deslumbrantes. En ella--en la infinita y continua multiplicación de fascinados--se eterniza, perpetuo, todo el fulgor de la vida. Es el momento eterno: ni el antes ni el después importan; ni siquiera existen".


Noté, más tarde, cuando ya los muchachos se habían ido, que el té en su taza, casi llena todavía, se había enfriado.


Fuente Neptuno,,o De la Vida, Monterrey
https://es.wikipedia.org/wiki/Fuente_de_Neptuno_(Monterrey)